Ecurie Espadon - Ferrari
AFM
BRM

HANS STUCK Sr.

Hans Villiez von Stuck

Hans Stuck by Muneta & Cerracín

Hans Sr nació el 27 de diciembre

de 1900 en Varsovia,Polonia.

Hans, piloto de nacionalidad alemana, fue el padre de otro carismático piloto, Hans Stuck

Jr.

Hans fue el único piloto que vivió integra la trayectoria de Auto Union, que discurrió desde 1934 hasta 1939. Hans se mantuvo activo como piloto 39 años desde los veinticuatro hasta la edad de

sesenta y tres años, en que se

retiró en BMW. Hans a lo largo de

su vida participó en más de 700

competiciones. Hans falleció el 8 de febrero de 1978 en Grainau, cerca de Garmisch Partenkirchen (Alemania).

Hans debutó en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Italia de 1951

con un BRM P15 V16 oficial, aunque no consigue clasificarse. Su

debut se tiene que posponer hasta el Gran Premio de Suiza del año

siguiente, celebrado en Bremgarten, obtiene la decimocuarta

posición en la parrilla con un AFM 4 - Kuchen V8, pero en la carrera

se ve obligado a retirarse. A Monza llega con un Ferrari 212 V12 de

la Ecurie Espadon, pero no logra clasificarse para la carrera.

En 1953 lo intenta nuevamente en el Gran Premio de Alemania, pero inicia la prueba muy retrasado, en la posición 23ª de la parrilla de salida, viéndose obligado a abandonar. Su última aparición fue en el Gran Premio de Italia de 1953 con un AFM 4 - Bristol 6 privado, con el que no consiguió clasificarse, quedando a 23 vueltas del vencedor.

Hans Stuck by Muneta & Cerracín

Hans, con la escudería britanica BRM, intentando debuta sin exito, con un BRM P15 - BRM P15 V16 en el XXIIº Gran Premio d'Italia que se disputó un soleado 16 de septiembre de 1951 en el Autodromo Nazionale di Monza.

Los padres de Hans vivían en los alrededores de Friburgo.

Su padre tenía una salud delicada que les llevaba frecuentemente a Suiza, a un balneario. Su juventud transcurrió normalmente hasta que a los 17 años es reclutado para servir en el ejército, durante la Primera Guerra Mundial,  junto con su hermano mayor, que fallece en el campo de batalla. Tras este triste suceso retorna a Alemania a fin de informar a sus padres.  A la vez debe dar la triste noticia a la familia de un oficial de su Compañía, la hermana del cual, Ellen, se convertiría años más tarde en su esposa.

Tras su matrimonio, Hans y Ellen,   se mudan a Múnich, a una granja iniciándose la experiencia de Hans en las pruebas automovilísticas. En la granja producen leche y piensan que ganarían más si Hans se encarga él mismo de repartirla, por lo que se compra un automóvil de la marca Dürkopp, y un cronómetro para conocer cuánto tarda en hacer el reparto. 

Sus amigos le animan para que se inscriba en la Subida de Baden-Baden, en la que compite en 1923 obteniendo su primera victoria.

En seguida las carreras se convierten en su gran pasión, relegando a su mujer a un segundo plano, lo que lleva a Ellen a pedir el divorcio.

La firma Austro Daimler en 1927 le ficha para ser su piloto oficial, especializándose en las competiciones en cuesta y participando en su primer Grand Prix, el de Alemania, ese mismo año.

En la subida de Semmering el conde austriaco Szichy, su rival con un Bugatti, tras haber tomado unas copas, le propone una apuesta: si le vence le cede a su esposa, por la que Hans se sentía atraído. La carrera se disputa y Hans vence al conde, y gana la carrera, y a Xenia

Hans sigue su racha triunfal, venciendo en los campeonatos de montaña de Alemania, Hungría, Francia, Italia, Suiza y Austria.

En 1931 un cáncer de pulmón se lleva a Xenia, y Austro Daimler y  Mercedes  abandonan la competición.

Un antiguo amigo de los tiempos de la granja, le recomienda que le comente su problema al líder del Partido Nacional Socialista, Adolf Hitler. Se reúnen en Múnich donde Hans le explica a Hitler su deseo de competir exclusivamente con marcas. Hitler le contesta que por el momento no puede hacer nada, pero que cuando llegue al poder hará todo lo posible para que las marcas alemanas retornen a la competición, y que uno de los automóviles de competición será para él.

Hans se encuentra con una promesa para el futuro y sin nada para el presente, por lo que financiado por sus amigos adquiere un Mercedes SSKL, con el que vence en el Gran Premio de su Polonia natal en Lemberg en junio de 1931.

Finaliza el año realizando una gira por América del Sur, que le lleva a obtener diversos récords de velocidad y el Campeonato de Montaña de Brasil.

En 1932, Hans pasa a ser el rey de las pruebas de montaña, obteniendo el título de Campeón Alpino. Esa temporada se casa con Paula von Reznicek, una afamada tenista que había conocido el año anterior.

En 1933, con Hitler al frente del gobierno alemán, las firmas Mercedes y Auto Union deciden retornar a la competición. Hans debe pilotar un Auto Union diseñado por el prestigioso ingeniero Ferdinand Porsche, batiendo en la pretemporada de 1934 diversos récords de velocidad en el circuito AVUS.

Hans en 1934, consiguió diversas victorias en subidas en cuesta, obteniendo el título de Campeón Europeo de Montaña, y brillantes actuaciones en Grandes Premios, venciendo en los de Alemania, Suiza y Checoslovaquia. Siendo muy comentada la victoria en el trazado de Nürburgring.

 Hitler le bautiza como el "representante del orgullo alemán". Alfred Neubauer, director deportivo de Mercedes, le ofrece un contrato imposible de desestimar para que conduzca sus monoplazas, pero Hans lo rechaza siguiendo las recomendaciones de su amigo Rudolf Caracciola.

Al año siguiente renueva el título de Campeón Europeo de Montaña y vence en el Gran Premio de Italia.

1936 no es un gran año para Hans, ya que su compatriota Bernd Rosemeyer apabulla a todos, incluso en las pruebas de escalada Rosemeyer es inalcanzable, y Hans se tiene que conformar con ser el piloto de Auto Union para conseguir récords de velocidad.

La de 1937 no es mejor temporada que la anterior, obteniendo únicamente el título de Alemania de Montaña, por lo que Auto Union prescinde de él.

En 1938 vuelve a competir con Auto Union, debido tras la trágica desaparición el 28 de enero de  Bernd intentando batir un récord de velocidad en la autopista de Fráncfort del Meno, en Alemania. Lo único destacable de Hans es el tercer título de Campeón de Europa de Montaña y el Alemán de Pilotos.

Durante la Segunda Guerra Mundial y hasta 1950, a los pilotos alemanes no se les permite competir, no obstante Hans por mediación de sus contactos, consigue la ciudadanía austriaca, con la que sigue compitiendo durante aquellos años, sobre todo en pruebas de segunda categoría.

En 1948 se divorcia de Paula y se casa con Christa Thielmann, posteriormente madre de su primer y único hijo, Hans Joachim Stuck, que nació en el 1951.

En 1960 obtiene el título de Alemania de Montaña una vez más, a los sesenta años de edad, momento en el que decide abandonar la competición.

Posteriormente, como instructor en el circuito de Nürburgring, le transmitió a su hijo los inescrutables secretos de este temido trazado y del mundo de la competición.