Grand Prix Automobile de Pau de 1962

XXIIº Grand Prix Automobile de Pau

Gran Premio no puntuable

Maurice Trintignat by Muneta & Cerracín

Maurice Trintignant piloto de la escudería RRC Walker Racing Team con un Lotus 18 - Climax L 4 fue el vencedor del XXIIº Grand Prix Automobile de Pau el 28 de abril de 1962 en el trazado de 23 de abril de 1962 en el trazado de Pau (100 vueltas x 2,76 kms = 276,00 kms), tras partir desde la quinta plaza de la parrilla de salida, a la estela de Jim Clark (Lotus 24 - Climax), Ricardo Rodriguez (Ferrari 156), Jo Bonnier (Porsche 718) y Jack Brabham (Lotus 21 -Climax).

Vuelta rápida: Jim Clark (Lotus 24 - Climax V8), al rodar en 1m 33,4s, a un promedio de 106,37 kmh.

Pole position: Jim Clark (Lotus 24 - Climax V8), al rodar en 1m 30,6s, 1,9 segundos más rápido que Ricardo Rodriguez (Ferrari 156).

Ricardo Rodriguez by Muneta & Cerracín

Jim Clark, ganador de la carrera del año anterior y poseedor del récord de vueltas, estaba con el nuevo Lotus y el Climax V8, una combinación perfecta para el circuito de las 14 esquinas.

Casi dos segundos más lento, el mexicano lograba el segundo mejor tiempo en su primera visita a la pista gala, mientras que Bonnier completaba la primera fila con el Venezia Porsche.

Brabham estaba en la segunda fila por delante de Trintignant, ambos habían optado por pilotar Lotus tras años en Coopers con Bandini, Lewis y Marsh detrás.

Trevor Taylor comenzó noveno después de tener que esperar los retoques finales de su Lotus 24 por delante de Bianchi, Vaccarella, Heimrath, Burgess, Siffert, que también tuvo que esperar a la segunda sesión de entrenamientos para disponer de su Lotus, Schiller y Schlesser.

Con 16 clasificados, Maurice Caillet con su Cegga fue el único no clasificado real, ya que Kurt Kuhnke no pudo comenzar el viernes tras demostrarse que era exasperantemente lento con su Lotus 18.

La carrera

Un cálido clima recibió a los pilotos el lunes para la carrera.

Cuando cayó la bandera sobre Jim Clark, Ricardo Rodríguez y Jo Bonnier partieron codo con codo hacia la primera curva y después de una apretada primera vuelta, el mexicano tomó una pequeña ventaja sobre sus rivales.

Jack Brabham, Tony Marsh y Maurice Trintignant fueron seguidos por Lorenzo Bandini y Jackie Lewis con el resto dirigido por Ludwig Heimrath, un orden que duró las primeras tres vueltas.

El Fri de Rodríguez parecía liderar, pero no se encontraba muy seguro y miraba a sus retrovisores para tratar de alejarse, sobre todo cuando Clark superó a Bonnier.

En el tercer giro, Brabham se detuvo sin presión de aceite, mientras que Trevor Taylor se acercaba a los talleres con un fallo de encendido.

Por fin en la novena vuelta, el Lotus de Clark pasó al Ferrari de Rodríguez.

Mas atrás Bandini era presionado por Lewis hasta el punto de  que se metió en las balas y se reincorporó al perder su posición.

En la vuelta 13ª el Lotus de Trintignant pasó al Porsche de Bonnier y comenzó a acercarse a la cola del Ferrari.

En el 16º giro Trintignant tomó la delantera con Clark retrocediendo, ya que su Lotus no cambiaba bien de marchas.

El problema del Lotus de Clark, causado por una varilla rota en el cambio de marchas, lo obligó a detenerse en la vuelta 24ª mientras Bonnier había superado a Rodríguez pero tenía diecisiete segundos de retraso.

Más atrás, el novato Ludwig Heimrath arruinba completamente su Porsche sin lesiones tras una demostración moderadamente impresionante que lo había llevado a correr por delante de algunos pilotos más experimentados.

Maurice Trintignant había ampliado su ventaja hasta los treinta segundos, mientras que Bonnier se había consolidado en el segundo puesto y Lewis estaba presionando por el tercero.

Bandini por su parte era el  otro piloto que todavía rodaba en la vuelta del líder.

Trintignant comenzó a reducir la velocidad, teniendo dificultades con su palanca de cambio permitiendo que Bonnier se acercara a los 20 segundos.

Marsh se desató presionando a Bandini con fuerza con el Lotus incapaz de pasar.

Trintignant se vio obligado a tomar la mayoría de las curvas cerradas en tercera marcha cuando Bonnier se acercó y el trío atrapó a Vaccarella dos vueltas atrás.

La crisis se esfumó en la 67ª vuelta ya que Trintignant se percató de que podía contar con cinco marchas y volvió a su ritmo anterior, superando rápidamente a Ferrari, BRM y Lotus.

Tres vueltas después (68º giro) el desafío de Bonnier finalizaba al verse obligado a ir a los talleres con una caja de cambios rota, dejando al Lotus de Trintignant con una gran ventaja sobre Rodríguez y Lewis, mientras que Marsh pudo superar a Bandini por el cuarto puesto.

Rodríguez fue segundo feliz de haber terminado con Lewis tercero, después luchado con el BRM en las curvas, pero el V8 era menos poderoso que el Ferrari V6 en la recta.

Marsh y Bandini fueron cuarto y quinto con Vaccarella sexto ya que Siffert detectó problemas en la caja de cambios en las etapas finales por lo que no pudo defenderse del Ferrari.

Burgess, Schiller y Schlesser entraron despues con Taylor undécimo, tras haber pasado algunos buenos momentos una vez que comenzó a rodar correctamente, aunque muy retrasado.

 

Pódium:

  1. Maurice Trintignant piloto de la escudería RRC Walker Racing Team con un Lotus 18 - Climax L 4  (2h 39m 35,5s, a un promedio de 103,78 kmh).
  2. Ricardo Rodriguez  piloto de la Scuderia Ferrari con su Ferrari D156.
  3. Jack Lewis piloto de la Ecurie Galloise con su BRM P48/57.