ERA

 RAYMOND MAYS

Thomas Raymond Mays

Raymond Mays by Muneta & Cerracín

Raymond  nació el 1 de agosto de 1899 en Bourne, Reino Unido.

Piloto de gran éxito en los años veinte y treinta, Raymond también fue el hombre que movió los hilos detrás de dos escuderías: ERA y BRM.

ERA fue la primera tentativa de Raymond que gozó de un éxito inmediato con sus limitadas aspiraciones.

En cambio la de BRM fue, tras la guerra, increíblemente ambiciosa y sólo tuvo éxito tras muchos años de tortuosas fatigas sin recompensa.

Nacido en una familia de buena posición dedicada al negocio de la lana, Raymond se educó en la Universidad de Cambridge, heredando el amor paterno por los automóviles.

Conel apoyo del amigo de sus días de colegio, Amherst Villiers, Raymond modificó su Hillman de carretera y contó con bastante éxito en competiciones de subida de cuestas y dificultades en el trazado de Brooklands.

Cambió el Hillman por un Brescia Bugatti y con él que comenzó a ganarse una solida reputación, ayudado por Villiers y otro amigo en el campo de la ingeniería, Peter Berthon.

No obstante en la escena internacional, Gran Bretaña no progresaba, ni en los Grandes Premios ni siquiera en las carreras para voiturettes.

El desarrollo que Raymond de un coche para subidas en cuesta de

principios de los años treinta inspiró a su colega y participante en la

competición en Brooklands, Humphrey Cook, a diseñar un

pequeño automovil de carreras británico realmente competitivo.

Así nació English Racing Automobile (ERA). Raymond, Cook y

Berthon fundaron una sociedad y establecieron sus talleres detrás

de la casa de Raymond en Bourne.

El motor Riley sobrealimentado de seis cilindros se utilizó como base para el prototipo.

Su fulminante éxito y los logros de Raymond al competir con otros pilotos del Continente Europeo le trajo a la firma un gran número de pedidos. El modelo formó las bases para las carreras del BRDC durante el resto de los años treinta.

A pesar de su éxito, Raymond sintió que había cosas más

importantes par hacer.

Cortó sus relaciones con Cook y ERA en vísperas de la guerra con la intención de construir un monoplaza para Grand Prix de diseño Berthon en las antiguas instalaciones de la ERA. No obstante, el sueño tuvo que esperar, pero durante los años de conflicto bélico, Raymond consideró cómo podría financiar su aventura, mientras que Berthon diseñaba planes para un coche de 1'5 litros V16 sobrealimentado muy complejo.

La solución para la financiación fue ingeniosa: Raymond contactó con la industria británica con la idea de contribuir a un proyecto de Grand Prix en el que las banderas ondearían para

publicitar las excelencias de la Gran Bretaña de la posguerra como centro de excelencia en el campo de la ingeniería.

La idea inspirada, perfecta para aquellos tiempos logró que las donaciones llenaran la cuenta corriente.

Así nació la British Racing Motors (BRM). Pero aunque la idea era buena, el concepto del coche de Berthon no lo era tanto.

Pese a su extraordinaria potencia, nunca mantuvo el nivel durante mucho tiempo y tras años literalmente de retrasos y fallos en los circuitos, su tiempo se agotó.

Raymond mantuvo la fe y todavía estuvo presente para presenciar la primera victoria de BRM en 1959, doce años después de haberse establecido BRM, así como el único Campeonato del Mundo tres años más tarde. Para entonces Raymond era más un consultor que un líder de proyecto, papel que mantuvo hasta los últimos días de BRM en 1976.

Thomas Raymond Mays falleció el 6 de enero de 1980 en Bourne

Reino Unido, a los ochenta años de edad.