Ferrari
williams Saudia
Brabham   Martini
Lotus   Martini

CARLOS ALBERTO REUTEMANN

"El Gaucho Triste" o "El Bello Tenebroso"

Carlos Alberto Reutemann by Muneta & Cerracín

Carlos Alberto (Lole) nació el 12 de abril de 1942 en Santa Fe (Republica Argentina).

En 1965 se inició con un Fiat 1500 y después continuó con un Ford modelo A de 1928 modificado.

Ese mismo año obtuvo su primera victoria en el difícil circuito Carlos Paz.

Carlos logró tres veces el Campeonato de Argentina en la categoría de Turismo (1966 a 1968).

En 1968 comenzó a destacar en Fórmula 2, y en 1969, formando parte del el equipo del ACA, consiguió diez victorias en la categoría, y obtuvo el Campeonato de Argentina, lo que le sirvió para ser seleccionado para correr en Europa en compañía de Benedicto Caldarella.

 A finales de 1968, después de un año intenso fue seleccionado para conducir uno de los Tecno de Fórmula 2, que Ron Harris puso a disposición de los organizadores de la temporada argentina para que pudieran promocionar a algún piloto nacional. 

Carlos Alberto Reutemann by Muneta & Cerracín

En 1970 con la ayuda de la compañia argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), se organizó un equipo argentino de Fórmula 2 para competir en Europa, sus pilotos son Lole y Carlos Ruesch.

Reutemann disputó el Europeo de Fórmula 2 al volante de un Brabham BT30 con el que fue sexto en Barcelona y quinto en Hockenheim.

Carlos Alberto Reutemann by Muneta & Cerracín

En 1971 con el mismo monplaza pero con mayor experiencia, fue segundo en Albi, tercero en Hockenheim, Nürburgring, Jarama, Mantorp Park y Vallelunga, puntuando además en Crystal Palace, Ruán y Roma, siendo el piloto más regular del Campeonato, terminando en segunda posición tras el sueco Ronnie Peterson. Venció además en pruebas no puntuables, en Hockenheim y Sao Paulo.

Estos resultados le valieron la ayuda necesaria de la petrolera argentina YPF y CAP para conseguir un Brabham de Fórmula 1 para el Gran Premio de Argentina de 1972, en el que debuta al volante de un BT34 realizando el mejor tiempo de entrenamientos y llegando a disputar a Jackie Stewart el liderato durante las primeras vueltas.

Fue cuarto en el Gran Premio de Canadá, pero como en la prueba

de Fórmula 2 de Thruxton, se rompió una pierna en un accidente,

está alejado de las pistas más de dos meses.

No obstante, en Fórmula 2 se reveló como un serio rival para el

sueco Ronnie Peterson.

Carlos Alberto Reutemann by Muneta & Cerracín

En 1973, primero con un Brabham BT37, y a partir de la tercera con un BT42 - Ford Cosworth disputó la temporada como piloto oficial, y estuvo a punto de vencer en el Gran Premio de España, en el trazado urbano de Montjuich, solo la rotura de un semiárbol de transmisión le

impidió desbancar al brasileño Emerson Fittipaldi.

En Suecia fue cuarto, en Francia (Paul Ricard) fue tercero, en Gran Bretaña (Silverstone) sexto, en Austria (Zeltweg)

cuarto, en Italia (Monza) sexto y en USA (Watkins Glen) tercero;

acabó séptimo en el Mundial.

Esa temporada, además, compartió con Tim Schenken el volante de un Ferrari 312P en el Mundial de Marcas, con el que se clasificó segundo en las 6 Horas de Vallelunga y en los 1.000 Kilómetros de Monza.

Carlos Alberto Reutemann by Muneta & Cerracín

En 1974, con Brabham,

encabezó el Gran Premio de Argentina, pero tuvo que retirarse en la vuelta final al quedarse sin gasolina, cuando aventajaba al neozelandés Denny Hulme. Ganó en Sudáfrica con el nuevo BT44 y, tras ser sexto en Gran Bretaña y tercero en Alemania, venció en Austria y USA. Pero sólo fue sexto en el Mundial, pues ese año hubo cinco pilotos que ganaron al menos dos Grandes Premios.

Con los Alfa Romeo 33 TT12 Sport, Reutemann y Stommelen

terminaron segundos en los 1.000 Kilómetros de Imola y en los de

Nürburgring.

En 1975 casi fue su año. De nuevo con los Brabham BT44, no obtuvo tantos triunfos, pero sí un mejor resultado final del Campeonato, fue tercero, tras imponerse en Nürburgring, quedar segundo en Sudáfrica y Suecia, tercero en Argentina y Bélgica, cuarto en Holanda e Italia y quinto en España.

En 1976, fue cuarto en España, y tras el Gran Premio de Holanda, fue contratado por la escudería Ferrari, con la intención de sustituir al lesionado Niki Lauda, terminando la temporada en decimosexto lugar.

En 1977, con Ferrari, tras ser despedido injustamente Clay

Regazzoni, fue cuarto, venciendo en Brasil.

En 1978, aun con Ferrari, es tercero, tras los hombres de Lotus

(Andretti y Peterson), venciendo en cuatro ocasiones (Jacarepagua,

Long Beach, Brands Hatch y Watkins Glen).

En 1979 pasa a la escudería Lotus, con Andretti, terminando en

séptima posición, no habiendo vencido en ningún Gran Premio. Carlos nuevamente llegó a una escudería cuando no era el momento oportuno.

En 1980, con Williams, termina tercero, tras vencer en Monaco, es segundo en Alemania, Canadá y USA Este.

En 1981 roza la gloria, es subcampeón con Williams, detrás del brasileño Nelson Piquet, tras vencer en Brasil y Bélgica.

En 1982, disputa su última temporada con Williams, estando

presente sólo en dos Grandes Premios, Sudáfrica (es segundo) y Brasil (accidente con Rene Arnoux) terminando decimoquinto.

GRAN PREMIO CIUDAD DE BUENOS AIRES

En 1970, bajo las insistentes presiones de los organizadores bonaerenses de la carrera, Joakim Bonnier cedió su

McLaren M7 (ex Hulme, ex Surtees), una autentica reliquia, al argentino Carlos Alberto Reutemann. Este monoplaza, ya viejo de tres temporadas permitió al piloto de Santa Fe realizar un extraordinario papel.

Carlos termino en tercer lugar tras el neozelandés Chris Amon (Matra Simca) y el galo Henri Pescarolo (March Ford).

CARLOS PRESIDENTE

Cuando Carlos Alberto Reutemann en 1974 lideraba el Gran Premio de la República Argentina, Bernie Ecclestone

dijo: “si Carlos gana aquí, acabará siendo Presidente de Argentina y yo seré su Ministro de Economía”. No obstante terminó la carrera en séptima posición y lo de la presidencia de la república aun es tema pendiente para el Gobernador de la provincia de Santa Fe.

JACAREPAGUÁ 1981

Sobre su victoria de Jacarepaguá con Williams se gestó su mejor apodo de "el chico desobediente".

Jeff Hazell, manager del equipo

Williams, mostró en la vuelta 55 el cartel que pretendió cambiar el resultado de la carrera, robarle al santafesino

una de sus más grandes satisfacciones, ganar nuevamente en Brasil, derrotando nada menos que al campeón mundial.

El cartel decía: "1 JONES

2 REUTEMANN".

Así de sencillo y escueto.

Se lo mostraron nuevamente

en las vueltas 56, 57 y 58. Pero las diferencias con su compañero de equipo en vez de achicarse, se ampliaron. Entonces fue Alan Jones el que tuvo la protección de una señal: "Hold Positions" (conserven posiciones).

Y esta vez Reutemann debía perder a propósito.

Prestarse a un lógico aunque deportivamente censurable juego

de equipo.

El número 1 era Jones y se le pedía, exigía, que lo dejara ganar.

Pero no. Llegó la vuelta 61 y Carlos seguía a fondo. Cuando en el

box le mostraron otra vez la orden con la leyenda "Falta una vuelta",

se cumplieron las dos horas de carrera y se bajó la bandera a

cuadros.

Reutemann era el ganador derrotando al mismísimo Jones, y a

pesar de la voluntad de Frank Williams.

Al llegar a boxes todos los periodistas preguntaron por su

desobediente actitud respecto a las indicaciones del cartel.

El simplemente respondió "No, no vi nada…"

Carlos Alberto Reutemann era una personalidad de los años setenta, pero al vencer este polémico Gran Premio de Brasil en 1981, consumó su obra maestra.

Ese mismo año terminó segundo en el campeonato mundial, a un

punto de Nelson Piquet.

Se despidió en el Gran Premio de Brasil el 21 de marzo de 1982, carrera que no llegó a completar.

EL BELLO TENEBROSO

Carlos fue conocido como "El Bello Tenebroso", también como "El León de la Pista".

"Lole" siempre fue un piloto de pocas palabras, fue el terror de sus jefes de equipo (Brabham, Lotus, Ferrari o Williams) que tuvieron que sufrir sus silencios impenetrables, sus enfados y su mirada acusadora.

Uno de sus patrones, Enzo Ferrari, le bautizó como el piloto tormentoso y atormentado.

Casi todos los “tuercas” argentinos consideraban a Carlos Alberto como el sucesor del gran Juan Manuel Fangio.

Gran Premio de Brasil de 1977
Lole en AutoHebdo
SuperLole en Autosprint
SuperLole by Muneta & Cerracín