Grosser Preis von Deutschland

LXIº Grosser Preis von Deutschland

Grosser Mobil 1 Preis von Deutschland

Eddie Irvine by Muneta & Cerracín

El piloto irlandes Eddie Irvine de la Scuderia Ferrari Marlboro a los mandos de un Ferrari F399 - Ferrari 048 V10, en ausencia del "kaisser" fue el vencedor del LXIº Grosser Preis von Deutschland, un soleado 1 de agosto de 1999 en el hitórico trazado del circuito de Hockenheim (45 vueltas x 6,82 kms = 307,03 kms), tras partir desde la quinta plaza de la parrilla de salida, gracias a la inapreciable y generosa ayuda de su compañero el finlandés Mika Salo.

Doblete de conveniencia para la Scuderia con la paraja formada por el piloto finlandés (2º ?) Mika Salo y el irlandés Eddie Irvine (1º ?).

124ª victoria de la Scuderia Ferrari.

Decimoctava pole position de Mika Hakkinen, 100ª pole de la escudería británica West McLaren Mercedes como constructor y 29ª de Mercedes como motorista, al haber rodado en 1' 42,95'', a un promedio de 238,59 kmh.

Tercera victoria de Eddie Irvine.

Primer pódium de Mika Salo con el otro Ferrari F399.

Décima vuelta rápida del escoces David Coulthard con su McLaren MP4/14 - Mercedes FO 110H V10, tras rodar en 1' 45,27'', en el 43º giro, a un promedio de 233,33 kmh, cuando marchaba en quinta posición tras el Williams - Supertec de Ralf Schumacher.

En esta ocasión a Mika Salo le prohibieron vencer, en la que hubiera sido su única victoria en la Fórmula 1.

En el circuito de Hockenheim hubo un gran ausente, Michael Schumacher, que pocas semanas antes se había accidentado en el trazado de Silverstone fracturándose una pierna, causándole una baja para los seis Grandes Premios siguientes.

El germano y la Scuderia llevaban cuatro temporadas de denodado esfuerzo y dedicación para devolver el esplendor a la firma italiana, y ese año parecía ser el propicio para obtener por fin el ansiado título, pero el accidente de Silverstone había frustrado la ocasión.

No obstante Eddie Irvine, con el otro Ferrari, gano tras Silverstone en  Spielberg, presentando su candidatura al título como relevo de Michael Schumacher.

Jean Todt decidió que el otro Ferrari F399 no sería pilotado por  el probador de la escudería, Luca Badoer, fichando a un piloto que se encontraba sin volante, el finlandés Mika Salo.

Mika había realizado un papel gris en Austria mientras Eddie Irvine ganaba, pero una semana después, en Hockenheim, se calificó en cuarta posición, justo por delante de su compañero. Los Ferrari se encontraban un poco lejos de la cabeza figurando tras los dos McLaren MP4/14 de Mika Häkkinen y David Coulthard, y del sorprendente Jordan 1999 del piloto local Heinz Harald Frentzen.

En carrera Mika salió como un tiro situándose segundo tras su compatriota Häkkinen. Cuando mediada la carrera el McLaren paró a repostar, la manguera tardo en entrar perdiendo unos segundos decisivos, lo que dejo a los dos Ferrari en cabeza, pues Irvine había superado a Frentzen y Coulthard. Salo sólo pudo dar una vuelta como líder, ya que recibió la temida solicitud por radio, en la que le aprestaban a un cambio de posiciones con su compañero.

Mika durante unos segundos dudó ya que la tentación era muy grande, pero antes de entrar al estadio se hizo apartó dejando pasar a Irvine, entregándole un liderato que más tarde le valdría la victoria. Mika no lo sabía entonces, pero lamentablemente su gran oportunidad de ganar un gran premio acababa de esfumarse para siempre.

 

Pódium:

  1. Eddie Irvine con su Ferrari (1h 21m 58,59s, a un promedio de 224,72 kmh).
  2. Mika Salo con el otro Ferrari (a 1,01 segundos).
  3. Heinz-Harald Frentzen con su Jordan - Mugen Honda (a 5,20 segundos).
GP anterior
GP siguiente