XXVIIIº Grosser Preis von Osterreich

El piloto irlandés Edmund Irvine de la Scuderia Ferrari Marlboro con su Ferrari F399 - Ferrari 048 V10 fue el vencedor del XXVIIIº Grosser Preis von Osterreich, un soleado 25 de julio de 1999 en el trazado de Spielberg (71 vueltas x 4,32 kms = 306,65 kms), tras partir desde la tercera plaza de la parrilla de salida, a la zaga de los McLaren MP4/14 - Mercedes de Mika Hakkinen y David Coulthard.

Esta fue la segunda victoria y el vigésimo pódium de Eddie Irvine.

50ª Gran Premio del italiano Giancarlo Fisichella que con un Benetton B199 - Playlife FB01 V10 tras calificarse en la decimosegunda plaza de la parrilla de salida, abandonaba tres vueltas antes de finalizar la carrera.

123ª victoria como constructor y motorista de la Scuderia Ferrari.

25ª vuelta rápida de un motor Mercedes, gracias al McLaren de Hakkinen.