Didier Pironi by Muneta & Cerracín
IIº Gran Premio di San Marino de 1982

II° Gran Premio di San Marino

Didier Pironi by Muneta & Cerracín

El domingo asistimos a una gran lucha entre los dos Ferrari y el Renault de Rene Arnoux, hasta que a dieciseis vueltas del final el turbo del propulsor del piloto galo dejo de funcionar.

A partir de ese momento lo que culminaría como una feliz jornada para la Scuderia con el uno-dos de sus monoplazas en su Gran Premio doméstico, se convirtió en el principio del fin, ya que tras quedarse solos como líderes, los de Maranello ordenaron a sus pilotos que se mantuvieran en sus posiciones, lo que otorgaría la primera posición al canadiense y el segundo puesto a Didier.

No obstante, inesperadamente en la ultima vuelta el galo superó a su compañero, obteniendo de esta forma su primera victoria con la Scuderia, llevando a Gilles a sentirse traicionado tanto por su escudería como por su compañero.

Didier Pironi by Muneta & Cerracín

El piloto galo Didier Pironi de la Scuderia Ferrari SpA SEFAC con su Ferrari 126C2 - Ferrari 021 V6 fue el vencedor del II° Gran Premio di San Marino de Fórmula 1 de 1982, el 25 de abril en el Autodromo Internazionale Enzo e Dino Ferrari, circuito permanente de Imola (60 vueltas x 5,04 kms = 302,40 kms), tras partir desde la cuarta plaza de la parrilla de salida, a la zaga de los pilotos de Renault Rene Arnoux y Alain Prost, y de su compañero de Ferrari Gilles Villeneuve.

Undécima pole position de su compatriota René Arnoux, vigésima pole position del Equipe Renault Elf como constructor y vigésima de Renault como motorista, al haber rodado en 1'29,77'', a un promedio de 202,13 kmh.

El galo Jean Pierre Jarier finalizó en cuarta posición con su Osella FA1D - Ford Cosworth V8 de la Osella Squadra Corse tras partir desde la novena plaza de la parrilla de salida.

Didier Pironi by Muneta & Cerracín

El autor de la vuelta rápida fue el francés Didier Pironi con su Ferrari al haber rodado en 1' 35,04'', en el 44º giro, a un promedio de 190,92 kmh, cuando trataba de dar caza al Renault de su compatriota Rene Arnoux.

Tras una serie de malentendidos, intencionados o no de Didier, finalmente su compañero Gilles Villeneuve hubo de conformarse con el segundo escalón del pódium.

Pero sin duda, ambos forjaron en este día la que finalmente sería una tragedía que terminaría por afectar a ambos combativos pilotos.

El tercer escalón del pódium fue a parar a manos del milanés Michele Alboreto con su Tyrrell - Ford Cosworth, desconcertado espectador de un día de gloria y lagrimas para la Scuderia Ferrari, ya que aquí se perdió un Mundial y otras cosas con mayor trascendencia para los hombres de Maranello.

GP anterior
GP siguiente