Porsche KG
Maserati

MARÍA TERESA DE FILIPPIS

Maria Teresa de Filippis by Muneta & Cerracín

María Teresa nació el 11 de noviembre de 1926 en Nápoles (Italia).

Fue la primera mujer en la historia de la Fórmula 1 en ponerse a los mandos de un monoplaza.

En 1948 comenzó a correr. Debutó en la Salermo – Cava dei Tirreni, por una apuesta, ganando en su categoría.

A continuación disputó dos carreras con su pequeño Fiat, para pasar más tarde a correr en los sports de 750 cc, obteniendo buenos resultados con un Urania y un Giaur.

Con un Osca 1100, en 1954, participó en el campeonato italiano. No obtuvo el título al sufrir un grave accidente en la Vuelta a la Cerdeña, que le dejó una sordera en el oído izquierdo.

Su siguiente coche fue un Maserati Sport 2000. En los 1000 Kms de Buenos Aires cuando marchaba en cabeza en su categoría sufrió otro accidente. En Mugello y Portugal vuelve a salir sin daños importantes de sendos accidentes. 

Maria Teresa de Filippis by Muneta & Cerracín

María Teresa debutó en la Fórmula 1 en el XVIe Grand Prix Automobile de Monaco de 1958 con un Maserati 250F 6 privado, poco competitivo con el que no consigue clasificarse.

Su debut se tiene que posponer hasta el Gran Premio de Bélgica de ese mismo año, en el que finalizó en décima posición, a dos vueltas del líder que fue el británico Hawthorn.

Esta sería el mejor resultado de su trayectoria en la especialidad. En el Gran Premio de Italia tuvo una meritoria actuación, llegando a ser la única representante italiana en carrera, no obstante tuvo que abandonar a doce vueltas del final por problemas mecánicos. Su última aparición en la Fórmula 1 fue en el Gran Premio de Mónaco de 1959 con un Behra Porsche F4 F2, con el que no consiguió clasificarse. Durante dos temporadas participó en cinco Grandes Premios, siendo su mejor clasificación un décimo puesto en Bélgica en 1958.