Scuderia Centro Sud - Cooper
Scuderia Centro Sud - BRM
Scuderia Ferrari SpA SEFAC

LORENZO BANDINI

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

Lorenzo Bandini Lorenzo nació el 21 de diciembre de 1935 en Barce (Italia). Fue campeón italiano durante cuatro años consecutivos a partir de 1963, fue piloto oficial de Ferrari desde 1962. Venció en la Targa Florio, las 24 horas de Daytona, las 24 horas de Le Mans, y el Gran Premio de Austria.

Lorenzo hijo de emigrantes italianos a Libia, volvió a Reggiolo, tierra natal de sus padres, en 1941.

A los dieciseis años de edad comnezó a trabajar en Milán en un garaje.

Tras cinco años como mecánico, sin cumplir los veintiún años, corre su primera carrera: la Castel l'Arquato Vernasca, con un TV1100 con el que finalizó decimoquinto.

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

Pasa a dirigir el garaje en que trabajaba y con sus ingresos adquiere un Fiat VS de 2000 cc, con el que corre dos años y obtiene buenas clasificaciones.

Con un Fiat Stanguellini vence en 1959 en las Copas Madunina y Crivellari de Monza. Con la escudería Centro Sud, llega a la Fórmula 1, que le ofrece un Cooper Maserati y posteriormente un BRM. Monoplazas poco competitivos, pero obtiene buenos resultados.

En 1962 es contratado como piloto de la escudería Ferrari. En Mónaco termina tercero, venciendo en los Gran Premios de Enna y del Mediterráneo, con un Sport 2000, y en compañía de Giancarlo Baghetti es segundo en la Targa Florio.

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

En 1963 vence, en compañía de Ludovico Scarfiotti, en las 24 horas de Le Mans; siendo primero en sport 2000 en la Targa Florio; primero en las 3 horas de Auvergne, y primero en la Copa FISA de Monza.

En Fórmula 1 obtiene buenas clasificaciones.

En 1964 gana el Gran Premio de Austria, y sube al pódium en Nürburgring, Monza y Mexico.

Mientras que en Marcas, obtiene también destacados resultados.

En 1965 con los sport de la Scuderia derrota al escuadrón de Porsche en la Targa Florio acompañado por Nino Vaccarella y termina cuarto en los 1.000 Kilómetros de Nürburgring. Mientras que en Fórmula 1 es segundo en Mónaco y está entre los diez primeros en los restantes Grandes Premios.

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

En 1966, con Ludovico Scarfiotti disputó el Mundial Marcas al volante de un Dino, terminando segundo en los 1.000 Kms de Nürburgring, quinto en las 12 horas de Sebring y décimo en los 1.000 kilómetros de Monza. Asimismo en Fórmula 1 acabó segundo en los Gran Premios de Siracusa (no puntuable) y Mónaco. 

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

En 1967 con el neozelandés Chris Amon se impuso en las 24 horas de Daytona y en los 1.000 Kilómetros de Monza.

Lorenzo no acudió a la primera prueba del Mundial en Kyalami. Mónaco sería su último Gran Premio. Al pasar por la chicane, su Ferrari toca las balas de paja de la derecha, sale despedido hacia la izquierda y habría caído al mar, como Alberto Ascari en 1955, pero desgraciadamente da contra un poste de amarre de hierro; el monoplaza vuelca y se incendia atrapándole. Los auxilios tardaron en llegar, las quemaduras fueron gravísimas y fallece tres días después, el 10 de mayo, en el hospital de Mónaco.

Helmet of Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

Lorenzo debutó en 1961 en la Fórmula 1 en el Gran Premio de Bélgica con un Cooper Maserati. Su último Gran Premio fue el de Mónaco en 1967 a los mandos de un Ferrari.

Disputó 42 Gran Premios, durante siete temporadas de Fórmula 1, ganando uno (Austria en 1964).

Fue segundo en dos ocasiones, tercero en cinco, cuarto en dos, quinto en cuatro y sexto en tres. Obtuvo una pole position.

Sus escuderías fueron: Cooper (1961), Ferrari (1962 a 1967) y BRM (en 1963, Francia, Gran Bretaña y Alemania).

Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

Lorenzo, hijo de un mecánico, de niño ya tuvo que ganarse la vida en una gasolinera de su Libia natal para pasar a trabajar en un taller en Milán, durmiendo muchas veces en los asientos traseros de los automóviles que vigilaba.

Helmet of Lorenzo Bandini by Muneta & Cerracín

Poco después, tras casarse con la hija del dueño del taller, Margherita Bandini, empezó a competir con autos cedidos o promocionado en categorías menores, hasta que venció en Le Mans. Entonces, y tras la espantada de John Surtees de la Scuderia, Il Commendatore personalmente le reclamó.

La muerte de Lorenzo es de las más recordadas en la Fórmula 1 por su crueldad. Cuando perseguía a Denny Hulme que iba en segunda posición no pudo esquivar una mancha de aceite que el monoplaza de Brabham había vertido al romper. Cerca del puerto, su Ferrari 312 hizo un trompo e impactó con un punto de amarre, volcando e incendiándose inmediatamente.

El mismo Commendatore, que presenciaba el Gran Premio en el televisor de su despacho de Maranello, dijo que en cuanto vio la negra columna de humo, inmediatamente sintió “que el monoplaza en llamas era uno de los míos. No sé porqué ni cómo sentí intuitivamente que Lorenzo se encontraba en ese incendio y que jamás le vería”.

El impacto no le arrebató la vida, sino las quemaduras y el humo que inhaló acabaron con su existencia un día más tarde.