Gordon Smiley

Gordon Eugene Smiley

Gordon Eugene Smiley by Muneta & Cerracín

Gordon nació el 20 de abril de 1946 en Omaha, Nebraska (Estados Unidos).

Gordon disputó su primera carrera a los diecinueve años de edad.

Compitió en la Fórmula Ford, Fórmula Atlántic, Can-Am, Fórmula 5000 y Fórmula Súper Vee, venciendo carreras en cada serie y estableciendo 25 récords de pista. 

Gordon obtuvo el Campeonato Nacional de la SCCA cuatro veces antes de convertirse en profesional en 1974. 

En 1979, Gordon compitió en la serie británica de Fórmula 1 (ó Fórmula Aurora) con la escudería Surtees, finalizando en once pruebas entre los diez primeros, incluyendo una victoria en el trazado británico de Silverstone, la última obtenida por un piloto estadounidense en un evento homologado por la FIA, en 1979. 

Gordon compitió en las 500 millas de Indianápolis en dos ocasiones,  1980 y 1981, falleciendo cuando intentaba calificarse para un tercer intento en 1982. 

En la carrera de 1980, calificó el monoplaza de Patrick Racing Valvoline Phoenix - Cosworth en la vigésima posición, finalizando su carrera al explotar el turbocompresor en la 47ª vuelta, finalizando vigesimoquinto. 

En la edicción de 1981, calificó otro monoplaza de Patrick Racing, el Intermedics Wildcat VIII - Cosworth en la octava plaza de la parrilla, llegando a liderar una vuelta, no obstante finalizó vigesimosegundo tras un accidente en el 141º giro. Este accidente puso punto final en la Indy 500 entre su compañero de equipo Mario Andretti y Bobby Unser. 

 

Gordon Eugene Smiley by Muneta & Cerracín
Gordon con su Tyrrell 008 en 1979 disputando la F1 Aurora

 

 

 

  FATAL ACCIDENTE

Gordon salió de los talleres con su Valvoline Phoenix - Cosworth de la escudería Patrick Racing Team con el objetivo de conseguir la pole position.

Ya en el segundo giro, en el inicio del apoyo de la tercera curva, y a más de 320Kmh, su monoplaza comenzó a sobrevirar, junto a la línea de arcén izquierda, y a deslizarse lateralmente. 

Cuando intentó corregir giró el volante a la derecha, pero las ruedas delanteras llegaron a la máxima adherencia posible. En un escaso medio segundo, su monoplaza se dirigió de frente contra el muro a esa tremenda velocidad desintegrándose instantáneamente, y falleciéndo instantáneamente Gordon, estallando el depósito de combustible generando una impresionante bola de fuego, y los restos salieron girando por el aire, hasta que con el motor y el piloto aún anclado por los arneses, por un lado, y lo que quedaba esparcido por la pista, se detuvo entre las curvas tercera y cuarta. 

Fue un terrible accidente, uno de los más dramáticos de Indianápolis. 

Gordon falleció el 15 de mayo de 1982, en el trazado del Speedway de Indiana (Estados Unidos) en un accidente sufrido durante las tandas de calificación para la disputa de las 500 Millas de Indianapolis.